2018

Reseña literaria: Cuando es real

20:00

¡Hola, querubines!
Hace poco devoré esta novela autoconclusiva escrita por Erin Watt, seudónimo que utiliza el tándem formado por Elle Kennedy y Jen Frederick. ¿Queréis conocer mi opinión?
Cuando es real |  Erin Watt  |  Oz editorial  |  New adult
368 pág  |  13 de junio de 2018
Traducción: Tamara Arteaga y Yuliss M. Priego

Sinopsis:
Fiestas, riqueza, fama y una historia de amor digna de Hollywood.

El cantante Oakley Ford lo tiene todo: éxito, fama, premios, dinero, millones de seguidores… y una asombrosa habilidad para meterse en problemas. Ahora mismo su carrera está estancada y necesita desprenderse de la imagen de chico malo para que Donovan King, el mejor productor musical del país, acceda a trabajar con él. 

Oakley se propone demostrar al mundo que ha madurado y la solución pasa por mantener una relación estable con una chica «normal y corriente». ¿Y quién mejor para ayudarlo que Vaughn, una camarera de lo más normal? Vaughn y Oakley fingirán ser pareja para que todos crean que el cantante ha sentado la cabeza, pero ninguno de los dos esperaba enamorarse de verdad.

Cuando la realidad supera la ficción, debes escuchar tu corazón.

Opinión personal:
Al igual que con la saga de Los Royal, Cuando es real me ha enganchado desde las primeras páginas utilizando las mismas armas: un lenguaje urbano y coloquial empleado por personajes que nos provocan emociones contradictorias.
La protagonista femenina, Vaughn, es madura y responsable para su edad. El que perdiera a sus padres ha hecho que se vuelque en ayudar a su hermana a tirar del carro, ya que tienen dos hermanos gemelos menores que dependen de ambas. La mayor trabaja en una importante agencia relacionada con el mundo de la música y, por cosas del destino, le ofrecen a Vaughn la posibilidad de ganar un sueldo astronómico que garantizaría su futuro. El problema es que el empleo en sí es un poco extraño: debe fingir un romance con la estrella pop del momento, Oakley Ford.
Portada germana.

Él parece tenerlo todo: dinero, affairs, fama, influencia, etc., pero en la industria del entretenimiento no todo es lo que parece ni oro cuanto reluce. La chica ve en ese contrato una salida para su familia, él tiene la oportunidad de cambiar su imagen y que el productor con el que desea trabajar lo mire y vea algo más que a un niño mimado con una guitarra.
Ambos comienzan a fingir una relación que, poco a poco, evoluciona y sufre muchos altibajos.
La ironía de los personajes y sus tira y afloja me han encantado, son dos elementos que dominan a la perfección las autoras; Oak y Vaughn nos arrancan carcajadas en más de una ocasión, eso cuando no hacen que nos ruboricemos porque el ambiente se caldea.
Leer reseña en IG.

Los secundarios tienen menos peso que en la saga de Los Royal, pero es inevitable cogerles cariño, he agradecido algunas subtramas.
La novela tiene un ritmo uniforme y un nivel de adicción muy alto, por lo que resulta difícil dejar de leer. Es una historia perfecta para salir de un parón lector.


También Puede Interesarte

0 confesiones

Al comentar aceptas la Política de privacidad del espacio, que puedes leer en el lateral del blog, y la de Google, disponible es su sitio oficial: https://policies.google.com/privacy